martes, 7 de agosto de 2012

COMO PASAR DEL TEMOR A LA FE


  • Comience con un temor sano (reverencia) a Dios. (Pr. 1:7)
  • Sepa que vivir en un “estado de temor” no es parte del plan de Dios para usted. (Sal.56:4)
  • Esté dispuesto a analizar con honestidad su temor, para descubrir su real origen. (Pr. 29:25)
  • Reconozca el poder del amor de Dios por usted. (Je. 31:3)
  • Haga un compromiso de acrecentar su fe en el Señor. (Sal. 1:2)
  • Involúcrese con otros creyentes. (Pr. 27:17)
  • Comience a utilizar la verdad de la Palabra de Dios para que controle sus pensamientos en cuanto éstos se salgan fuera de su control (Sal. 46:1)
  • Esté dispuesto a enfrentar situaciones que le atemorizan con fe en el poder de Cristo. (1 Ts. 5:24)
  • Libérese de su temor y fortalézcase en su fe. (Col. 2:6–7)


Versículo clave para memorizar: “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”. (Isaías 41:10)
Pasaje clave para leer, meditar y escribir: Salmos 23

CON LA AYUDA DE DIOS


Hasta aquí nos ayudó Jehová. -1 Samuel 7:12

La palabra Eben-ezer, que muchas veces vemos en títulos y en nombres de organizaciones cristianas, se refiere a una época en que el pueblo de Israel estaba tratando de recuperar la íntima comunión que anteriormente había tenido con Dios. Samuel, su líder espiritual, les dijo que si dejaban a los dioses extraños y volvían al Señor de todo corazón, Él los libraría de la opresión a manos de sus enemigos, los filisteos (1 Samuel 7:2-3).

Cuando el pueblo dio las espaldas a su pecado, Dios le dio la victoria. En respuesta a ello, Samuel tomó una gran piedra y la puso entre Mizpa y Sen, y le puso por nombre Eben-ezer, porque dijo: Hasta aquí nos ayudó Jehová. (v. 12).

Cuando cantamos,…«Hasta aquí Dios te ayudó, ni un momento te dejó, y a nosotros te volvió, ¡bienvenido! El Señor te acompañó, su presencia te amparó, del peligro te guardó, ¡bienvenido!», se nos recuerda que, en tiempos de necesidad, podemos volvernos siempre a Dios para hallar perdón y ayuda. Sea lo que sea que hayamos hecho y sin importar cuán lejos nos hayamos descarriado, Él nos recibirá y nos restaurará por Su Gracia.

Una piedra sobre el escritorio puede ser nuestro propio Eben-ezer: un recordatorio poderoso y visible de que, con la ayuda de Dios, hemos llegado hasta este punto en la vida y que Él nos acompañará hasta el fin.

Como Dios está con nosotros, no debemos temer lo que esté por delante.
Autor: Editores de Nuestro Pan Diario.

Declaración del Día: TE DARÉ LAS LLAVES DE MI REINO


HIJO MÍO, te he dado las llaves de mi Reino. En mi poder y autoridad podrás atar el poder del enemigo y desatar a los cautivos de su dominio. Conocerás el misterio del Reino y llevarás las buenas noticias de mi Reino a quienes viven en oscuridad. Como hice con mi profeta Ezequiel, te envío a proclamar mi Reino a un pueblo rebelde que se ha rebelado contra mí. No tengas temor de ellos ni tengas miedo de sus palabras. Proclámales mis palabras, ya sea que oigan o te rechacen. Abre tu boca, y yo la llenaré con mi Palabra; recibe en tu corazón todas mis palabras, y oye con tus oídos. Y ve, llega a los cautivos; suéltalos de las tenazas del enemigo y llévalos a mi Reino.

Mateo 16:19; Ezequiel 3:1-11

Yo tengo las llaves del Reino, y todo lo que ate en la tierra es atado en el cielo, y todo lo que desate en la tierra es desatado en el cielo. Proclamaré el Reino de Dios a aquellos a quienes Dios me ha llamado. Hablaré de la verdad de la Palabra de Dios y liberaré a los cautivos del reino de las tinieblas.

SENSIBILIDAD ESPIRITUAL


Heb 5:14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.

Una buena teología sistemática es el fundamento sobre el cual nosotros edificamos nuestras vidas. Es para nuestro caminar con Dios lo que el esqueleto es para nuestro cuerpo. Nos sostiene juntos y nos mantiene de la forma correcta. Pero la doctrina correcta nunca termina por sí misma. La verdadera doctrina gobierna

RESISTIENDO AL DIABLO

Santiago 4:7 dice: "Resistid al diablo, y huirá de vosotros." He aquí como puedes resistir al diablo y verte diariamente li...