lunes, 29 de agosto de 2011

LA PALABRA

La palabra de Dios es el arma que nos da el derecho de hacer todo lo que Cristo hizo y más. La palabra de Dios es más cortante que toda espada de dos filos; penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyonturas y los tuétanos. La palabra de Dios discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. La palabra de Dios es el arma que nos asegura que Él nos dará todo lo que pidamos, siempre que vayamos en Su nombre.

De cierto, de cierto os digo; El que en mi cree, las obras que yo hago, él también las hará, porque yo voy al Padre. Todo lo que pidáis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pedis en mi nombre, yo lo haré.
Juan 14:12-14

miércoles, 3 de agosto de 2011

COMO BENDECIR AL DIOS ETERNO

Exalten al Eterno, nuestro Dios, y póstrese en su santo monte, pues santo es el Eterno, nuestro Dios. Él es misericordioso, expía a iniquidad y no destruye; abundantemente retira su ira y no deja que se encienda todo su furor. Tú, oh Eterno no agotes la misericordia de mí; tu bondad y tu verdad siempre me protegerán. ¡Recuerda Tu misericordia, oh Eterno, y tus bondades pues desde siempre son! Atribúyanle poder a Dios, cuya majestad está sobre los cielos y su pueblo Israel y su poder en la altas nubes. Pavoroso eres tú, Dios, desde tu santuario. Oh Dios de Israel. Eres quien otorga fuerza y vigor al pueblo bendito de Dios.

El Eterno será Rey sobre toda la tierra. En ese día Adonai será Uno. Sálvanos, oh Eterno, Dios nuestro, y reúnenos de entre las naciones a fin que agradezcamos a tu santo nombre, que no glorifiquemos en tu alabanza. Bendita sea tu misericordia y tu gran amor para contigo, que siempre me mantienes con fuerza para no desmayar en el día malo. Gracias Padre Amado.

  • Bendito es Aquel que habló y el mundo hizo.
  • Bendito es Él, quien dice y hace.
  • Bendito es Aquel que decreta y cumple.
  • Bendito es el Hacedor de la creación.
  • Bendito es Aquel que se apiada de todas las criaturas.
  • Bento es Aquel que se compadece de la tierra.
  • Bendito es Aquel que retribuye buena recompensa a los que le temen y aman su nombre.
  • Bendito eres Tú, Eterno, Dios nuestro, Soberano del universo, Dios y Padre misericordioso; exaltado en todos los pueblos de la tierra, alabado y glorificado por la lengua de sus sirvos piadoso. Y con los salmos de tu siervo David te glorificaremos, oh Eterno, Dios nuestro, con loores y cánticos. Te ensalzaremos alabaremos, glorificaremos y proclamaremos Rey nuestro. Y siempre recordaremos tu nombre, oh Rey y Dios nuestro.
Bendito eres Tú, Señor Nuestro, que con tus mandamientos nos has santificado para darnos vida por medio de tu palabra.

Bendito eres Tú, Creador de los cielos, Dios nuestro que fortaleces al cansado, levantas al caído, abres los ojos de los ciegos.

Bendito eres Tú, Señor, que oyes nuestras oraciones y extiendes tu mano sobre nosotros para bendición y cobertura de mi familia.

Bendito eres Tú, Dios de Abraham, Isaac y Jaboc que guardas el pacto, la misericordia para los que te aman para siempre.

Bendito eres Tú, Señor, Creador de los cielos, que por medio de tu palabra nos has santificado para amarte, obedecerte, servirte y vivir para ti en santidad.

Bendito eres Tú, Señor nuestro, que con tus mandamientos nos has santificado para darnos vida por medio de tu palabra.

Bendito eres Tú, Creador de los cielos, Dios nuestro que fortaleces al cansado, levantas al caído, abres los ojos de los ciegos.

Bendito eres Tú, Señor, que oyes nuestras oraciones y extiendes tu mano sobre nosotros para bendición y cobertura de mi familia.

Bendito eres Tú, Oh Dios de nuestros padres. Que nos mantienes con salud y cada órgano de mi cuerpo está protegido con tu palabra a fin que no sea dañado.

Bendito eres Tú, Señor nuestro, que nos diste por tu gracia entrada al lugar santísimo para hallar gracia y misericordia delante de ti.

Bendito eres Tú, Señor soberano del universo, que te revelaste al hombre y lo amaste para vivir toda la eternidad en tu presencia.

EL CALVARIO: ¿DERROTA O VICTORIA?

La mención de "la sangre del Cordero" es una referencia directa al Calvario y a la victoria obtenida allí sobre el mayor enemigo de Dios y del hombre.Con vistas a utilizar con eficacia el arma de la sangre, es absolutamente necesario comprender lo que sucedió en realidad en la cruz. Para la mente natural, el Calvario fue una derrota al hombre corriente del mundo le parece una victoria conseguida por Satanás.


Todavía puedo recordar cómo solía desear que Jesús hubiera silenciado las burlas de los escribas y los fariseos bajando de la cruz, y "probando" así que era el Hijo de Dios. Para comprender lo que aconteció realmente en el Calvario, debemos entender primero lo que había sucedido en la caída en el huerto del Edén.
Originalmente, el hombre fue creado para ejercer autoridad, y formado para tener dominio. Recién salido de la mano de Dios, recibió el señorío de la tierra, el trono sobre la vida de la misma, y el gobierno y la supremacía sobre sus fuerzas. En Génesis 1:26 se registra: "Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra". El escritor del Salmo 8 declara específicamente: "Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; todo lo pusiste debajo de sus pies" (las letras cursivas son mías).

RESISTIENDO AL DIABLO

Santiago 4:7 dice: "Resistid al diablo, y huirá de vosotros." He aquí como puedes resistir al diablo y verte diariamente li...