viernes, 5 de mayo de 2017

COMO ECHAR FUERA A LOS MALOS ESPIRITUS

1.  Conoce a tu enemigo. "No ignoremos sus maquinaciones" (las de Satanás) (2 Corintios 2: 11). Aprende mediante el Espíritu a distinguir la presencia y la obra de los espíritus malignos (1 Corintios 12:10).

2.    Conoce tus derechos. Tú eres vencedor, porque has vencido todas las maquinaciones de Satanás por medio de la sangre del Cordero y de la palabra de tu testimonio (Apocalipsis 12:11). Cristo te ha dado poder y autoridad sobre toda fuerza del diablo (Lucas 10:19); atrévete a usarlos.

3.  Tu razonamiento para conseguir una victoria segura es de que Jesús derrotó a Satanás y le quitó toda autoridad, y se constituyó en el eterno Vencedor. "Cristo está en ti" es lo que cuenta en esta verdad inamovible: "Mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo" (1 Juan 4:4). Diariamente usa esta verdad como tu testimonio personal.

4.     Con valentía repite la Palabra de Dios contra Satanás, como lo hizo Jesús (Mateo 4). La Palabra es el arma número uno (2 Corintios 10:4). Cuando el enemigo se acerca como un río, el Espíritu de Jehová levantará bandera; así se usa la Palabra contra él (Isaías 59:19). ¡Proclama la Palabra en alta voz y a menudo para ahuyentar al enemigo!

5.     Hay cautivos alrededor de ti que deben "ser desatados" de cada una de las cadenas de Satanás (Lucas 13: 16). En el poderoso nombre de Jesús, tú puedes convertirte en un instrumento de Dios para libertar a la gente de toda clase de espíritus malignos.

6.   Jesús dijo: "En mi nombre echarán fuera demonios" (espíritus malignos) (Marcos 16:17). Di: "En el nombre de Jesús, yo les ordeno, espíritus malignos que salgan." Mantente en tu terreno sin temor y sin vacilar. Los espíritus malignos saben que deben someterse al nombre de Jesús. Lee Filipenses 2:9-11.

7.   Niégate a ser el "basurero" de Satanás en donde los espíritus malignos producen desórdenes mentales y nerviosos, tristeza, desánimo y depresión, enfermedades físicas y afecciones, ataduras espirituales. "Resistid al diablo, y huirá de vosotros" (Santiago 4:7).

8.  Proclama el poder de la sangre de Jesús. Vive bajo la sangre caminando en luz. "Como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado" (1 Juan 1:7). Valientemente usa la Palabra de Dios contra Satanás. Estamos librando una verdadera batalla (Efesios 6: 12-16). Echar fuera a los malos espíritus es actuar en el invisible "reino del espíritu, donde tú descansas sobre la unción del Espíritu Santo como lo hizo Jesús. Lee Lucas 4:18-19 y Hechos 10:38. Vístete con toda la armadura de Dios. Vuélvete audaz contra los malos espíritus en el nombre de Jesús. Tú eres más que vencedor mediante Cristo (Romanos 8: 37). ¡La victoria es segura por medio de Jesús!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...