jueves, 27 de octubre de 2011

ACTIVIDADES DE LOS DEMONIOS

Los demonios, en general, son secuaces incansables e incondicionales de Satanás, organizados para llevar acabo sus malévolos propósitos comunes.

PROMUEVEN EL PIAN DE SATANÁS
Debido a sus limitaciones en cuanto a tiempo, espacio y poder, Satanás debe extender su influencia usando a sus muchos ángeles. Él es el dictador poderoso que exige y se asegura de su lealtad. Allí no hay oportunidad para un ejército dividido (Mt 12.24-26). Ellos están constantemente ocupados, trabajando sin el descanso que requieren los humanos. Al combinar sus recursos de información y poder, planean poderosamente la promoción de la maldad en lo cual tienen milenios de historia triunfal. Tratan de controlar a los individuos (Ef 2.1-2), a los gobiernos (Dn 10.13,20) ya todas las filosofías del mundo y el curso de la historia On 12.31; Ef 6.11-12; 2 Ts 2.8-10).

SE OPONEN A LOS PROPÓSITOS DE DIOS
Los demonios promueven la rebelión contra Dios entre los hombres. Cuando Satanás dijo: «Seré semejante al Altísimo», introdujo entre los ángeles una filosofía centrada en la criatura (Is 14.14; Ez 28.16, 18). Y vino al hombre con la misma mentira: «Seréis como Dios» (hebreo, elohím, poderoso o poderosos). Los resultados fueron idénticos: culpa, muerte y degradación. El anticristo de Satanás será el epítome de la rebelión, ((el hombre de pecado... haciéndose pasar por Dios» (2 Ts 2.3-4). Él reunirá a los hombres para hacer la guerra contra Dios y Cristo en la tribulación (Ap 16.14), después de ser liberado de su prisión milenial (Ap 20.7-9).
A los demonios les encanta denigrar el carácter de Dios. Quieren que creamos que Dios no es amoroso, amable, considerado, justo o fiel, sino que es limitante, severo y protector de su propia posición (Gn 3.1-5).
Los demonios llevan al hombre a la idolatría y lo mantienen engañado mediante el despliegue de poderes sobrenaturales, como es el caso de los dioses de Egipto. Las plagas fueron contra los ídolos egipcios (Éx 12.12) y prevalecieron contra los magos egipcios (Éx 7.12-13; 8.18-19; 9.11). En el Antiguo Testamento rendir culto a los ídolos era adorar a los demonios (Sal 106.36-38).

Al oponerse a Dios, los espíritus malos promueven en el mundo las religiones falsas y una amalgama de cultos cristianos. Se trate de religiones animistas donde la superstición, la magia y la adoración de espíritus esclaviza a los hombres, o de atractivos sistemas filosóficos que en apariencia promueven 10 bueno, la dinámica es la misma: el trabajo de los demonios de apartar al hombre del único y verdadero Dios y de su Hijo unigénito, el único Salvador para todo el mundo.

OPRIMEN A LA HUMANIDAD
Los medios son el engaño y la degradación, yel objetivo es la destrucción. Los demonios odian a Dios y a los que fueron hechos a la imagen de Él. Por eso tratan de arrastrar a los más que puedan alIaga de fuego; los privan de disfrutar de la verdadera vida y de la gracia de Dios. Ellos son antagónicos y malévolos.

A veces, los demonios afligen a los hombres usando la naturaleza (Job 1.12-19; 2.7). Para degradar al hombre hecho a la imagen de Dios, los llevan a filosofías humanistas centradas en la criatura (Ro 1.18-32; Ef2.1-3). Y esto conduce a la perversión y corrupción de los poderes dados por Dios en la religión, la sociedad y el sexo.

Apartan al hombre de la verdad. Evidentemente promueven lo malo, pero a veces para enceguecer la mente del hombre y alcanzar sus fines perversos promueven cosas que parecen buenas. Los demonios odian la gracia de Dios y la doctrina de la salvación por gracia mediante la fe únicamente en Cristo. Para conseguir sus propósitos, enceguecen las mentes de los hombres (2 Co 4.3-4). Promueven el legalismo (GI3.1-3; 1 Ti 4.1-8) Yuna vida libertina (l Jn 3.8; Jud 4).

Algunas de sus actividades destructoras incluyen atacar los cuerpos de los hombres con mudez (Mt 9.32-33), ceguera (Mt 12.22), deformidades (Lc 13.11-17) y convulsiones (Mt 17.15-18). La Biblia no dice que todas las enfermedades son demoníacas, pero distingue claramente las que son naturales de las que son provocadas por demonios (Mt 4.24; Lc 7.21). Pueden inducir al hombre a autoflagelarse (Mc 5.5; 9.22) ya destruir a otros (Ap 18.2,24). También pueden matarlo directamente (Ap 9.14~ 19).

Ciertos desórdenes mentales son provocados por los demonios. Algunas apariencias de locura .tales como el aisla.miento, desnudarse en público, el mal genio, la suciedad y las convulsiones revelan a veces la presencia demoníaca (Lc 8.27-29). Algunas manías suicidas tienen su origen en el espíritu traicionero de los demolllos (Mc 9.22): Tales perturbaciones mentales pueden ser de origen humano, pero Si adoptamos una verdadera visión bíblica del mundo no podemos excluir la presencia demoníaca. Alfred Lechler registra algunos casos modernos de presencia demoníaca en perturbaciones mentales.

Debemos mencionar el fenómeno que este libro tratara de analizar, que es el de la demonización, o el ser habitado por demonios. A través de este poder, los demonios tratan de controlar a Ciertas personas para promover sus propios planes. A veces, los humanos resultan extraordinariamente cooperadores en tanto que otras se resisten a hacer lo que se quiere que hagan. Hablaremos de eso en el capítulo siguiente.

SE OPONEN A LOS CREYENTES EN CRISTO
No se equivoque en esto. El principal blanco de Satanás. es el cristiano. Él odia a los creyentes pues están a favor de su archienemigo: Cristo Jesús. «La actividad de los demonios está tan íntima e inseparablemente unida con su príncipe líder que en lugar de diferenciarlos, los identifica con él".

Las fuerzas malignas de Satanás son lanzadas contra el creyente para tratar de llevar a cabo sus planes (Ef6.10-1.1). Atacan su confianza en Dios y en su Palabra (Mt 16.22-23; 1 Ti 4.1). Lo tientan para que peque (l Cr 21.1-8; Ap 2.12-14). Promueven la inmoralidad (l Co 7.2, 5). Les encanta destruir los matrimonios cristianos. Pueden provocar enfermedades físicas (Job 2.7-9; 2 Co 12.7).

Los demonios pueden dividir y destruir la unidad genuina en la iglesia, tanto local como universalmente. Usan divisiones doctrinales a través de falsos maestros o charlatanes (l Ti 4.1-3). Ponen en duda la deidad genuina, la humanidad genuina, o la historicidad misma de Cristo (l Jn 4.1-4; 2 Ti 3.5; 2 P 1.16). Usan divisiones a través de los celos, las ambiciones personales, la arrogancia y el culto a la personalidad (Stg 3.14-16; 1 Co 3.1-4). Crean asperezas y falta de perdón (2 Co 2.5-11; Ef4.26-27).

Una de sus delicias es falsear el ministerio cristiano. Obstruyen la comunicación e incitan la incomprensión (l Ts 2.2-18). Pueden influir en los gobiernos locales y nacionales para que se opongan a la difusión de la verdad (2 Ts 3.1-2). Incitan a la persecución y al encarcelamiento (Ap 2.8-10) e incluso al asesinato de los verdaderos creyentes (Ap 18.2,24).

SON LIMITADOS POR DIOS
Las actividades de Satanás y los demonios están controladas y a menudo son neutralizadas por Dios. Él cumple todos sus buenos propósitos y al final hará que triunfen la justicia y la gracia.

Dios puede usar los poderes de los demonios para corregir las deserciones (1 Ti 1.19-20) o la inmoralidad (l Co 5.1-5). Mediante las dificultades infligidas por ellos, los creyentes pueden crecer en discernimiento Oob 40.1-3; 42.1-6) y aprender a confiar en Dios más ampliamente (2 Co 12.7).

Dios ha usado a los demonios para derrotar a los impíos. Probablemente los haya empleado como «un ejército de ángeles destructores » «(una delegación de ángeles malos», dicen otras versiones) para que juzgaran a Egipto. Dios juzgó aAcab y decretó su muerte permitiendo que lo guiara un espíritu de mentira en boca de un falso profeta (l R 22.20-38).

Cuando los demonios son expulsados queda en evidencia el poder de Dios sobre el mal y las criaturas rebeldes (Lc 10.17-19). Cristo aparece como el fuerte que libera de Satanás y los demonios (Mt 12.28-29). Sus liberaciones milagrosas apoyaban sus afirmaciones y su autoridad (Mc 1.27). Dios dará a conocer su justicia y la ruindad del maligno cuando Satanás y sus ángeles sean lanzados al lago de fuego (Ap 20.10).

A pesar del impresionante poder de Satanás y los demonios, los creyentes deben descansar confiadamente en su Creador y Salvador soberano. Él derrotó a las huestes de Satanás en la cruz del Calvario, controla todas las cosas, y en su sabiduría garantiza un amor y fidelidad que nunca nos dejará ni nos abandonará. No hay demonio que pueda separarnos del amor de Cristo (Col 2.15; Heb 13.5). Los demonios creen y tiemblan (Stg 2.19). Los creyentes deben creer y confiar.

Eztraido del Libro "La Poseción Demoniaca y El Cristiano" por C. Fred Dickason

lunes, 24 de octubre de 2011

¿POR QUÉ COSAS DEBEMOS ORAR?


La oración es la principal clave principal para poder evangelizar efectivamente. Para orar efectivamente por las almas perdidas, tenemos que hacerlo como lo hizo Jesús y los apóstoles, "específicamente". 

Orar por la paz de los inconversos.

"En cualquier casa donde entréis, primordialmente decid: Paz sea a esta casa". Lucas 10.5

Jesús nos enseñó, que lo primero que tenemos que hacer cuando entramos a la casa de un inconverso, es orar por la paz de ese hogar. Para que podamos ganar a nuestros vecinos, a nuestra familia y a nuestros compañeros de trabajo para Cristo, debemos orar por la paz de Dios en ellos, en su hogar, en su familia y así, sucesivamente.

Orar por los obreros.
“Y les dijo: «La mies a la verdad es mucha, pero los obreros pocos; por tanto, rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies»”. Lucas 10.2

Una de las cosas que el reino de Dios le hace falta hoy día, son obreros. Se necesitan personas disponibles que tengan la pasión y la compasión para ir a buscar al perdido. Nuestra oración diaria debe ser que Dios envíe obreros a aquellos que están perdidos.

Orar para que surjan las oportunidades de predicar el evangelio.
“Orad también al mismo tiempo por nosotros, para que el Señor nos abra puerta para la palabra, a fin de dar a conocer el ministerio de Cristo, por el cual también estoy preso…”. Colosenses 4.3

Nuestra oración diaria debe ser que Dios, sobrenaturalmente, nos abra puertas para que lleguen personas inconversas a nuestro camino, y que nos conceda citas divinas para hablarles de Jesús, ya sea en la oficina, en la iglesia, en el negocio, en la escuela, en la fábrica o en otros lugares.

Orar por la salvación de los pecadores.
”El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento”. 2 Pedro 3.
  • Cada día, debemos orar para que Dios quite la venda de los ojos de los incrédulos y así puedan conocer la verdad y ésta los haga libres. ”…esto es, entre los incrédulos, a quienes el dios de este mundo les cegó el entendimiento, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios”. 2 Corintios 4.4 
  • Orar para que Dios alumbre el entendimiento de los impíos. Los impíos no entienden el evangelio porque están cegados por el enemigo.
Orar por denuedo para hablar del evangelio.
“Y ahora, Señor, mira sus amenazas y concede a tus siervos que con toda valentía hablen tu palabra…” Hechos 4.29

La palabra denuedo en el griego es “parresia”, que significa osadía, audacia, atrevimiento, intrepidez, valentía. Hay muchos creyentes que necesitan “parresia” hoy día.
Lo opuesto al denuedo es el temor. Hay personas que no se atreven a predicar el evangelio porque sienten mucho miedo de ser rechazados. Entonces, su oración debe ser dirigida a que el Señor le dé denuedo. Una de las armas que el enemigo usa para traer miedo o temor al creyente, para que no predique el evangelio, es la vergüenza. Pablo nos da un verso poderoso acerca de esto.

“No me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación de todo aquel que cree, del judío primeramente y también del griego…” Romanos 1.16
Es necesario e importante orar para recibir denuedo para predicar, de esta manera, el poder de Dios nos respaldará.

Orar para que la Palabra corra libremente.
“Por lo demás, hermanos, orad por nosotros, para que la palabra del Señor corra y sea glorificada, así como lo fue entre vosotros, y para que seamos librados de hombres perversos y malos, pues no es de todos la fe”. 2 Tesalonicenses 3.1-2
 
Hoy día, el enemigo pone muchos obstáculos para que la palabra de Dios no sea predicada. Utiliza los medios masivos, tales como: la radio, la televisión, la prensa escrita, entre otros. Nuestro deber es orar para que la Palabra fluya a través de dichos medio y por todas las naciones.

miércoles, 19 de octubre de 2011

DIAS FESTIVOS SATÁNICOS


Los cristianos preocupados que desean saber cuáles son los días festivos satánicos me han hecho muchas preguntas al respecto. Estos son los días en que los satanistas realizan ritos y sacrificios especiales. Por eso es tan importantes que los creyentes en todo lugar comiencen a acudir ante el trono de Dios y presenten una demanda contraria a la de Satanás por los sacrificios que él realiza. Exhorto a que ore fervientemente pidiéndole a nuestro Señor que ponga fin a los sacrificios humanos y que también tenga misericordia de los animalitos que están siendo sacrificados y que permita que éstos mueran antes de que puedan ser torturados tan horriblemente.

LAS ORACIONES DE LOS CRISTIANOS SON EFICACES. He escuchado muchos, pero muchos relatos de personas que abandonan el satanismo sobre episodios de sacrificios humanos interrumpidos. No es raro que un grupo de brujos está reunido alrededor de un altar para efectuar un sacrificio humano cuando súbitamente un brillante haz de luz que se sabe ni de dónde sale, ilumina todo el altar y los alrededores. Cuando eso sucede, la víctima no es sacrificada y los satanistas huyen del teatro de los hechos. Conozco a numerosas personas que se impresionaron tanto con ese haz de luz, que comenzaron a buscar a otro dios que no fuera Satanás y terminaron por aceptar a Jesús como su Señor y Salvador.
Los días festivos satánicos ocurren en diferentes fechas alrededor del mundo a fin de establecer una red de sacrificios 365 días al año. Varían de un grupo a otro y de una localidad a otra. Enumerarlos a todos llenaría un libro completo. Aquí les daré los principales días festivos.
1. TODAS LAS LUNAS LLENAS. En muchos grupos se efectúan sacrificios cada noche de luna llena. Los demonios le dan a las personas el poder máximo durante la época de la luna llena. También es el momento cuando se cumplen los encantamientos realizados a principios de mes.
2. HALLOWEEN. El día cumbre del año es Halloween, o “día de las brujas”. Se considera que Halloween es el cumpleaños de Satanás. Frecuentemente se le llama “La Fiesta de la Cosecha”. Los ritos y sacrificios para celebrar esa época del año no son en la noche de Halloween exclusivamente. Se extienden desde el 15 de octubre hasta el 15 de noviembre.
3.   PASCUA FLORIDA Y NAVIDAD. Los satanistas profanan todos los días festivos cristianos. En navidad mayormente se sacrifican criaturas para ridiculizar a Jesucristo. En la Semana Santa, especialmente el miércoles de ceniza, se sacrifican jóvenes junto con otras personas según lo describí en Él vino a dar libertad a los cautivos.
4.   SOLSTICIOS Y EQUINOCCIOS. Se celebran todos los solsticios y equinoccios, de verano e invierno y de otoño y primavera, respectivamente. En la mayoría de los calendarios se puede encontrar la fecha exacta de cada uno.
5.  AÑO NUEVO. Los sacrificios se realizan en la víspera del Año Nuevo, pero el sacrificio más importante se realiza a la medianoche. Eso es para dedicar el Año Nuevo a Satanás.

Recientemente he estado en contacto con una persona que tuvo un altísimo puesto en el satanismo. Me contó que comenzando en 1990 Satanás ha decretado que todos los grupos satánicos deben realizar sacrificios humanos diariamente. ¡La meta de Satanás es lograr que se efectúe un sacrificio humano en algún lugar del mundo cada segundo! Satanás también está acercando a todas sus organizaciones para unificarlas. ¡Él sabe que le queda poco tiempo! El regreso de nuestro Señor está próximo. Nosotros, como cristianos, TENEMOS que oponernos con nuestras oraciones a Satanás y  a sus actividades.

RESISTIENDO AL DIABLO

Santiago 4:7 dice: "Resistid al diablo, y huirá de vosotros." He aquí como puedes resistir al diablo y verte diariamente li...